Concluyen investigaciones sobre explosión en estación de servicio Sta. Helena

siguenos-en-facebook

Foto: Extra

WILLEMSTAD – El Inspector General del Ministerio de Desarrollo Social, Labor y Bienestar, el Sr. Paul Berkenveld, dio a conocer que el Departamento de Inspección de Seguridad Laboral concluyó con las investigaciones pertinentes al accidente ocurrido el pasado 12 de enero de 2017 en la Estación de Servicio Sta. Helena, en donde una fuerte explosión terminó con la vida de una empleada del lugar.

El Jefe del Departamento de Inspección de Seguridad Laboral, Sr. Germain Pardo, fue quien coordinó dicha investigación, en la cual fueron entrevistados varios testigos, compañeros de trabajo, el propietario de la gasolinera, el chofer del camión cisterna y las personas que brindaron asistencia a la víctima después de la explosión. Algunos días después del entierro, también fueron entrevistados algunos familiares que escucharon el testimonio de la víctima.

Igualmente, el departamento habló con algunos expertos en materia de estaciones de servicio para poder establecer las causas que ocasionaron la explosión en la caseta de la gasolinera.

La investigación concluyó en que lo ocurrido fue el resultado de una serie de circunstancias. Ocurrió que las tuberías destinadas a ventilar el vapor de los tanques en el momento en que se llenan los mismos, no estaban sellados, lo cual hizo que los vapores de la gasolina se filtraran por unas tuberías de PVC que contenían algunos cables de data. La tubería de PVC que conducía estos cables al interior de la oficina no estaba sellada herméticamente debido a que el mismo vapor del combustible había corroído la goma-espuma destinada para este fin.

Esto ocasionó que el vapor penetrara en la oficina. El día del accidente, el vapor mezclado con el oxígeno del aire se concentraron a un nivel sumamente inflamable, al punto de que cualquiera de los dispositivos eléctricos de la oficina pudo haber producido la chispa que desató la explosión. De acuerdo con las grabaciones de las cámaras de seguridad, la víctima no utilizó ningún teléfono celular antes de la explosión. Tampoco se encontraron indicaciones de que alguien estuviera fumando en aquellos momentos.

La explosión se produjo después que el camión terminó de abastecer de combustible a la gasolinera, justo en el momento en que la víctima se disponía a retirar el recibo de una de las impresoras. Aun cuando se sospecha que la chispa se produjo en la impresora, no se descarta que haya sido cualquier otro aparato presente en la oficina.

A fin de prevenir más accidentes en el futuro, algunos controladores de la Inspección de Seguridad Laboral ya se encuentran en Holanda, con el propósito de recibir el entrenamiento necesario en materia de estaciones de servicio y seguridad laboral. La intención es formar un equipo multidisciplinario que involucre a varias instancias para evaluar y actualizar las condiciones de seguridad de las estaciones de servicio y empezar a realizar controles regulares lo más pronto posible.

Comparte