Reporte de incidentes ocurridos durante marcha infantil

siguenos-en-facebook

WILLEMSTAD – El Cuerpo Policial de Curazao dio a conocer los incidentes e infracciones registradas durante la marcha de carnaval del pasado domingo.

Un hombre fue detenido a la altura de un centro comercial en Roodeweg por amenazar a su esposa de muerte con un cuchillo. El sospechoso fue transportado al módulo policial para ser investigado.

Igualmente, alrededor de las 7:30 p.m. la policía pudo constatar una pelea entre tres damas a la altura de Weg naar Welgelegen. Al llegar las autoridades al sitio, un hombre de iniciales J.J.J., nacido en Curazao, de 25 años de edad fue detenido por faltar el respeto a los agentes policiales. El sospechoso también se resistió a su arresto. Después de un breve interrogatorio, el individuo fue puesto nuevamente en libertad, pero con una cita para presentarse ante la corte.

En cuanto al tráfico automotor, 4 vehículos fueron remolcados al terreno de Coney Island por estar mal estacionados o por obstaculizar el tráfico. Los propietarios de estos vehículos, podrán retirar los mismos después de pagar una multa y los gastos de remolque.

Entre otros incidentes, se registró una gran cantidad de abejas en frente a una casa abandonada en Roodeweg. El problema fue resuelto fácilmente después que un experto rociara a estos insectos con un producto especial, lo cual permitió que la marcha continúe sin mayores problemas.

Por otro lado, en Arubastraat, unos desconocidos retiraron algunas barreras que se habían colocado para impedir el paso de los vehículos, pero las autoridades se presentaron rápidamente para remediar la situación.

También, en Hamelbergweg, unos espectadores habían colocado un sofá a un lado de la vía. El sofá estaba infestado de garrapatas, por lo cual el departamento de salubridad (GGD) retiró de inmediato.

En varias ocasiones las autoridades tuvieron que llamar la atención de los representantes de los niños, al encontrar a los pequeños encima de las barreras de seguridad. De igual manera, en múltiples ocasiones fue necesaria la acción de la policía para evitar que los presentes retiraran las rejas protectoras a los lados de la calle para poder acceder a la misma.

Comparte