Refinería Isla excede los límites de contaminación y el gobierno no hace nada, reclamaron manifestantes

siguenos-en-facebook

12014991_10206462113143489_2815280607388377426_o
Foto cortesía de Bea Moedt

WILLEMSTAD –Un grupo de más de 250 residentes tomaron las calles el pasado sábado para protestar en contra de la contaminación ocasionada por la refinería Isla, operada por la compañía estatal venezolana PDVSA.

Vestidos de blanco y utilizando mascarillas, los manifestantes marcharon desde el distrito de Wishi/Marchena (en donde la polución es más fuerte), hasta la entrada de la refinería conocida como “Post 5” para reclamar su derecho a respirar aire puro.

Estos residentes manifiestan haber sufrido varios problemas de salud como Asma, enfermedades respiratorias, irritaciones en la piel y ojos, etc. “Es terribe no saber a dónde ir estando en tu propia casa,” dijo uno de los residentes de Wishi. Otro residente se pregunta cómo puede ser posible que en su calle hayan muerto ya siete u ocho personas relativamente jóvenes, todas victimas de cáncer o problemas cardiovasculares.

En Post 5, la reacción de la refinería fue inexistente, únicamente estuvieron presentes los agentes de seguridad. Durante la protesta efectuada en marzo de 2011, la situación fue diferente. En aquella ocasión, un grupo de empleados de la refinería se ubicó en frente de la entrada para esperar a los manifestantes. La atención política también fue mínima, únicamente los miembros del partido PAR, Armin Konket y Eduard Braam participaron en la marcha.

Las cifras divulgadas por el Departamento de Salud de Ámsterdam demuestran que estos residentes no estaban protestando sin razón. Las cifras son sumamente alarmantes. Los ya amplios estándares del medio ambiente están siendo excedidos significativamente.

Las normas establecidas permiten un máximo de 80 microgramos de dióxido de sulfuro por metro cubico de aire, sin embargo, en la estación de medición de Kas Chikitu, se midió un promedio de 122 el último año, mientras que todas las refinerías en Rotterdam (Holanda) registraron solo 14 microgramos por metro cubico.

“Una producción más limpia si es posible,” dijo la organizadora Caroline Castendijk. Ella fue una de las personas que convocó la protesta en contra de la refinería. Hay también grupos ambientalistas que afirman que si es posible tener una producción más limpia, lo que no hay es la voluntad de invertir en aire limpio. Los residentes manifestantes imploran al gobierno de Curazao para que intervenga.

(Fuente: Curacao Chronicle – http://curacaochronicle.com/main/protesters-isla-i-want-to-live-normal-again)

Comparte