Fundación Venex Curacao comprende sanciones de Barak Obama a funcionarios venezolanos.

siguenos-en-facebook

image

Verdades y mentiras sobre las sanciones de Barak Obama a funcionarios venezolanos

El día 9 de Marzo, el presidente de los Estados Unidos de América, Barak Obama, firmó  una orden ejecutiva en la que se califica a Venezuela como  “amenaza inusual y extraordinaria” para la seguridad nacional de Estados Unidos y en la que se enumeran sanciones personales contra siete personas del gobierno venezolano, acusándolos de violar derechos humanos y cometer actos de corrupción.

¿Cuáles sanciones fueron tomadas en base a esa medida?

La única sanción que ha sido tomada en el marco de la orden gubernamental de Barak Obama es el bloqueo de bienes y la prohibición de entrada al país de siete funcionarios estrechamente ligados al gobierno venezolano.

Estas personas sancionadas, forman parte de una extensa lista de funcionarios con distintos niveles de responsabilidad en los casos de violación de derechos humanos de manifestantes durante los eventos de Febrero y Marzo de 2014.

¿Existe alguna medida contra Venezuela como país?

No existe ninguna sanción contra Venezuela.  Siete venezolanos no pueden entrar a los Estados Unidos y sus fondos en ese país han sido congelados. Nada más.

¿Por qué considerar a Venezuela una amenaza inusual y extraordinaria?

El marco jurídico norteamericano, específicamente en el título 50/capítulo 35 dedicada a Poderes Económicos de Emergencia Internacional, describe la potestad de declarar como emergencia nacional  por “inusual y extraordinaria amenaza” a terceros países. Esta atribución del presidente le permite reservarse para sí el establecimiento de sanciones. Es decir, la declaración de que Venezuela es una “amenaza” para los Estados Unidos, es la puerta que permite al presidente la formulación de medidas como las impuestas.

¿Constituye esta medida una amenaza directa de invasión?

Es importante destacar que la Ley de Emergencia Internacional de Poderes Económicos  limita al Presidente norteamericano a la aplicación de restricciones económicas, para una eventual intervención militar, es necesario llevar a cabo un proceso totalmente diferente.

¿Qué otros países han sido declarados como amenaza para los Estados Unidos?

En años recientes, esta categoría legal ha sido aplicada a los siguientes países: Irán, Birmania, Sudán, Rusia, Zimbabue, Siria, Bielorrusia y Corea del Norte.

Entre los países a los que se les ha aplicado esa legislación anteriormente podemos destacar a Suráfrica (durante el apartheid), Haití (entre 1991 y 1994) y Liberia y Sierra Leona (2001 al 2004).

Ninguno de estos últimos países pudo haber constituido jamás una amenaza seria a la seguridad de los Estados Unidos, igualmente, es difícil pensar que Estados Unidos hubiese planeado adueñarse de los recursos naturales de ellos como pregona el gobierno venezolano.

La calificación de amenaza, insistimos, no es otra cosa que la puerta que conduce a sancionar violaciones claras de derechos humanos.

¿Es el gobierno venezolano una amenaza a la seguridad regional?

Desde el punto de vista militar no pareciera evidente que el gobierno que ostenta el poder en Venezuela constituya una amenaza bélica directa para ninguno de sus vecinos. Sin embargo, muchas han sido las denuncias de cooperación con organizaciones terroristas de Colombia, España y el Medio Oriente que no han sido debidamente investigadas.

¿Quiénes son los sancionados en Venezuela?

·         Antonio José Benavides Torres: Comandante de la Región Estratégica de Desarrollo Integral (REDI); ex Director de Operaciones de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB)

·         Gustavo Enrique González López: Director general del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) y Presidente del Centro Estratégico de Seguridad y Protección de la Patria (CESPPA).

·         Justo José Noguera Pietri: Presidente de la Corporación Venezolana de Guayana, una entidad propiedad del Estado y antiguo Comandante General de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB)

 
·         Katherine Nayarith Haringhton Padrón: Fiscal Nacional del distrito 20 del Ministerio Público.

·         Manuel Eduardo Pérez Urdaneta: Director de la Policía Nacional Bolivariana de Venezuela.

·         Manuel Gregorio Bernal Martínez: Jefe de la 31.a Brigada Blindada de Caracas del Ejército y antiguo Director General del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional.

·         Miguel Alcides Vivas Landino: Inspector General de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y antiguo Comandante de la Región Estratégicas de Desarrollo Integral (REDI) de los Andes

¿Cuál es nuestra posición respecto a estas sanciones?

La Fundación Venex Curaçao apoya cualquier medida que ayude a sancionar a los violadores de los derechos humanos de los venezolanos.

Durante los últimos años, y especialmente a partir de Febrero de 2014, el número de denuncias de violación de derechos humanos en Venezuela se ha incrementado de un modo alarmante.

La O.N.G. Foro Penal Venezolano ha documentado durante los últimos meses decenas de casos que van desde los arrestos injustificados de alcaldes, líderes políticos, estudiantes, comerciantes, abogados twiteros y hasta casos de tortura y ajusticiamientos en los que se señala a funcionarios de cuerpos policiales y militares del estado como presuntos responsables.

Organizaciones como la O.N.U., Human Rights Watch, el Parlamento Europeo, El Congreso Norteamericano, han solicitado al gobierno de Nicolás Maduro la liberación de los presos políticos y el respeto al marco internacional de DDHH.

¿Qué esperamos de la comunidad local?

A falta de una investigación seria dentro de Venezuela que permita hacer justicia, las sanciones internacionales se constituyen como la única capa de protección entre las víctimas y los victimarios.

Pedimos a la comunidad que no se deje manipular por el llamado a recoger firmas para que Barak Obama derogue una orden gubernamental que solo afecta a siete personas responsables de abusos suficientemente documentados.

Estamos convencidos de que la defensa de los Derechos Humanos no puede estar limitada por fronteras. Ponerse en la piel de las víctimas de Venezuela y exigir el cumplimiento de la normativa internacional vigente, es la mejor manera de prevenir abusos futuros en otros países.

Fortalecer, y no debilitar, la justicia internacional es la mejor forma de proteger a los ciudadanos de este mundo cada vez más conectado.

Esa es la verdadera esperanza.

Fundashon Venex Curaçao

venexcur@gmail.com

facebook.com/venexcur

twitter.com/venexcur

la-dulceria3

 

Comparte